¿Cómo irte a la mierda en 3 sencillos pasos, receta del fracaso? Bueno, me he pasado pensando en la tremenda cantidad de artículos que te dan recetas rápidas y fáciles para triunfar; y pensé… qué tal una receta para el fracaso? así que me puse a la obra:

Este «top» de consejos te llevará con total seguridad al fracaso. Si sigues mis indicaciones y no fracasas, avísame y revisamos qué hiciste mal. 😉

Receta del fracaso

1. No planifiques

Si no planficas el éxito, el fracaso está listo.

Señales de que has dado este primer paso

Así es; qué pereza ponerse a organizar el día, hacer un plan para un mes o un año, sentirse apretado en una agenda con tareas que cumplir… es una pesada carga que no vamos a levantar.

2. No escuches a nadie

¡No le van a enseñar a papá, cómo hacer niños!

¿Te ha sucedido que te agobian las actitudes de otras personas? Parece que todos están en tu contra, veamos:

3. ¡No insistas!

Si no funciona a la primera, no sirve.

¿Quién tiene tiempo para esperar resultados? Nadie, y tú lo sabes:

Los japoneses dicen que las empresas son como las personas: a los 5 años son niñas curiosas, a los 16 años son adolecentes emprendedoras, a los 25 son profesionales. ¿Años? Estamos en Occidente, nuestro deseo permanente de acción, no nos da para esperar tanto. ¡Cambia, cambia, cambia!

Receta del fracaso: la moraleja

¿Qué moraleja quieres? Hasta aquí llega mi receta del fracaso. ¡Si con estos pasos no te queda claro, yo no puedo arruinarte la vida, ese trabajo queda para ti!

Para finalizar te dejo una canción motivadora: Qué bonito ser un loser